El testamento del pescador

El Papa explica la parábola del hijo pródigo

Publicado por El pescador en 26 marzo 2007

El 18 de marzo el Papa celebró la Eucaristía en la capilla del Centro penitenciario para menores de Casal del Marmo, y en la homilía explicó bellísimamente la parábola del hijo pródigo que proponía la liturgia del IV Domingo de Cuaresma. Copio una parte de la homilía:

En este evangelio aparecen tres personas: el padre y sus dos hijos. Pero detrás de las personas hay dos proyectos de vida bastante diversos. Ambos hijos viven en paz, son agricultores muy ricos; por tanto, tienen con qué vivir, venden bien sus productos, su vida parece buena.

Y, sin embargo, el hijo más joven siente poco a poco que esta vida es aburrida, que no le satisface. Piensa que no puede vivir así toda la vida: levantarse cada día, no sé, quizá a las 6; después, según las tradiciones de Israel, una oración, una lectura de la sagrada Biblia; luego, el trabajo y, al final, otra vez una oración. Así, día tras día; él piensa: no, la vida es algo más, debo encontrar otra vida, en la que sea realmente libre, en la que pueda hacer todo lo que me agrada; una vida libre de esta disciplina y de estas normas de los mandamientos de Dios, de las órdenes de mi padre; quisiera estar solo y que mi vida sea totalmente mía, con todos sus placeres. En cambio, ahora es solamente trabajo.

Así, decide tomar todo su patrimonio y marcharse. Su padre es muy respetuoso y generoso; respeta la libertad de su hijo: es él quien debe encontrar su proyecto de vida. Y el joven, como dice el evangelio, se va a un país muy lejano. Probablemente lejano desde un punto de vista geográfico, porque quiere un cambio, pero también desde un punto de vista interior, porque quiere una vida totalmente diversa. Ahora su idea es: libertad, hacer lo que me agrade, no reconocer estas normas de un Dios que es lejano, no estar en la cárcel de esta disciplina de la casa, hacer lo que me guste, lo que me agrade, vivir la vida con toda su belleza y su plenitud.

Y en un primer momento —quizá durante algunos meses— todo va bien: cree que es hermoso haber alcanzado finalmente la vida, se siente feliz. Pero después, poco a poco, siente también aquí el aburrimiento, también aquí es siempre lo mismo. Y al final queda un vacío cada vez más inquietante; percibe cada vez con mayor intensidad que esa vida no es aún la vida; más aún, se da cuenta de que, continuando de esa forma, la vida se aleja cada vez más. Todo resulta vacío: también ahora aparece de nuevo la esclavitud de hacer las mismas cosas. Y al final también el dinero se acaba, y el joven se da cuenta de que su nivel de vida está por debajo del de los cerdos.
Entonces comienza a recapacitar y se pregunta si ese era realmente el camino de la vida: una libertad interpretada como hacer lo que me agrada, vivir sólo para mí; o si, en cambio, no sería quizá mejor vivir para los demás, contribuir a la construcción del mundo, al crecimiento de la comunidad humana… Así comienza el nuevo camino, un camino interior. El muchacho reflexiona y considera todos estos aspectos nuevos del problema y comienza a ver que era mucho más libre en su casa, siendo propietario también él, contribuyendo a la construcción de la casa y de la sociedad en comunión con el Creador, conociendo la finalidad de su vida, descubriendo el proyecto que Dios tenía para él.

En este camino interior, en esta maduración de un nuevo proyecto de vida, viviendo también el camino exterior, el hijo más joven se dispone a volver para recomenzar su vida, porque ya ha comprendido que había emprendido el camino equivocado. Se dice a sí mismo: debo volver a empezar con otro concepto, debo recomenzar.

Y llega a la casa del padre, que le dejó su libertad para darle la posibilidad de comprender interiormente lo que significa vivir, y lo que significa no vivir. El padre, con todo su amor, lo abraza, le ofrece una fiesta, y la vida puede comenzar de nuevo partiendo de esta fiesta. El hijo comprende que precisamente el trabajo, la humildad, la disciplina de cada día crea la verdadera fiesta y la verdadera libertad. Así, vuelve a casa interiormente madurado y purificado: ha comprendido lo que significa vivir.

Ciertamente, en el futuro su vida tampoco será fácil, las tentaciones volverán, pero él ya es plenamente consciente de que una vida sin Dios no funciona: falta lo esencial, falta la luz, falta el porqué, falta el gran sentido de ser hombre. Ha comprendido que sólo podemos conocer a Dios por su Palabra. Los cristianos podemos añadir que sabemos quién es Dios gracias a Jesús, en el que se nos ha mostrado realmente el rostro de Dios.

El joven comprende que los mandamientos de Dios no son obstáculos para la libertad y para una vida bella, sino que son las señales que indican el camino que hay que recorrer para encontrar la vida. Comprende que también el trabajo, la disciplina, vivir no para sí mismo sino para los demás, alarga la vida. Y precisamente este esfuerzo de comprometerse en el trabajo da profundidad a la vida, porque al final se experimenta la satisfacción de haber contribuido a hacer crecer este mundo, que llega a ser más libre y más bello.

No quisiera hablar ahora del otro hijo, que permaneció en casa, pero por su reacción de envidia vemos que interiormente también él soñaba que quizá sería mucho mejor disfrutar de todas las libertades. También él en su interior debe “volver a casa” y comprender de nuevo qué significa la vida; comprende que sólo se vive verdaderamente con Dios, con su palabra, en la comunión de su familia, del trabajo; en la comunión de la gran familia de Dios. No quisiera entrar ahora en estos detalles: dejemos que cada uno se aplique a su modo este evangelio. Nuestras situaciones son diversas, y cada uno tiene su mundo. Esto no quita que todos seamos interpelados y que todos podamos entrar, a través de nuestro camino interior, en la profundidad del Evangelio.

Añado sólo algunas breves observaciones. El evangelio nos ayuda a comprender quién es verdaderamente Dios: es el Padre misericordioso que en Jesús nos ama sin medida. Los errores que cometemos, aunque sean grandes, no menoscaban la fidelidad de su amor. En el sacramento de la Confesión podemos recomenzar siempre de nuevo con la vida: él nos acoge, nos devuelve la dignidad de hijos suyos. Por tanto, redescubramos este sacramento del perdón, que hace brotar la alegría en un corazón que renace a la vida verdadera.

Además, esta parábola nos ayuda a comprender quién es el hombre: no es una “mónada”, una entidad aislada que vive sólo para sí misma y debe tener la vida sólo para sí misma. Al contrario, vivimos con los demás, hemos sido creados juntamente con los demás, y sólo estando con los demás, entregándonos a los demás, encontramos la vida. El hombre es una criatura en la que Dios ha impreso su imagen, una criatura que es atraída al horizonte de su gracia, pero también es una criatura frágil, expuesta al mal; pero también es capaz de hacer el bien.

Y, por último, el hombre es una persona libre. Debemos comprender lo que es la libertad y lo que es sólo apariencia de libertad. Podríamos decir que la libertad es un trampolín para lanzarse al mar infinito de la bondad divina, pero puede transformarse también en un plano inclinado por el cual deslizarse hacia el abismo del pecado y del mal, perdiendo así también la libertad y nuestra dignidad.

Queridos amigos, estamos en el tiempo de la Cuaresma, de los cuarenta días antes de la Pascua. En este tiempo de Cuaresma la Iglesia nos ayuda a recorrer este camino interior y nos invita a la conversión que, antes que ser un esfuerzo siempre importante para cambiar nuestra conducta, es una oportunidad para decidir levantarnos y recomenzar, es decir, abandonar el pecado y elegir volver a Dios.

Recorramos juntos este camino de liberación interior; este es el imperativo de la Cuaresma. Cada vez que, como hoy, participamos en la Eucaristía, fuente y escuela del amor, nos hacemos capaces de vivir este amor, de anunciarlo y testimoniarlo con nuestra vida. Pero es necesario que decidamos ir a Jesús, como hizo el hijo pródigo, volviendo interior y exteriormente al padre. Al mismo tiempo, debemos abandonar la actitud egoísta del hijo mayor, seguro de sí, que condena fácilmente a los demás, cierra el corazón a la comprensión, a la acogida y al perdón de los hermanos, y olvida que también él necesita el perdón.

About these ads

27 comentarios hacia “El Papa explica la parábola del hijo pródigo”

  1. Salomé escribió

    Les escribo desde Perú, para comentar de esta gran Parábola que nos dejó nuestro Jesucristo estando aquí en la Tierra.
    Me ayuda mucho leer y así recordarla porque nos instruye el significado del perdón, de perdonar a nuestro ser querido, prójimo dándole una oportunidad y ayudandole a cambiar.Me hace ver como es verdaderamente la Libertad de elegir, de discernir y tener un verdadero concepto de Libertad.

  2. katerine escribió

    la parabola del hijo prodigo me parece que es una oportunidad para que nosotros reflecionemos dando otra oportunidad a otros.

  3. SAMUEL JUAREZ escribió

    YO CREO QUE DEVERIA EL PAPA DARNOS ESPLICACIONES DEL ESCANDALO TAN GRANDE QUE SE A LEVANTADO EN ESTOS DIAS CON RESPECTO DEL PADRE NICOLAS Y DE NORBERTO RIVERA ME LLENA DE VERGUENSA VER COMO HAY SERES HUMANOS QUE DICEN SER ENVIADOS DE DIOS Y PRACTICAN COSAS TAN REPUGNANTES Y SEAN PROTEGIDOS POR LOS QUE DICEN SERVIR A JESUCRISTO ACASO CREEN QUE ESE DIOS QUE DICEN SERVIR ESTA DE ACUERDO CON ELLOS ACASO CRISTO ES CORRUPTO NO COMPRENDEN QUE EL QUE LOS GUIA ES PODEROSO PERO JESUS ES EL TODO PODEROSO Y ESE ESTA SUJETO A CRISTO POR ESO LA IGLECIA ESTA CALLENDO EN LA CONDENACION DE LA BIBLIA CUANDO LE LLAMA LA GRAN RAMERA RECAPACITEN O SERA DEMASIADO TARDE

    • FRANCISCO JOSE YEPES escribió

      Siento que pienese esto, la realidad es que no conoces a la Iglesia.Es un misterio que ni tu ni yo alcanzamos a entender, pero yo lo reconozco y tu no.
      Es la Esposa de Cristo ( ver libro de Amos) pecadora en lo humano y santa porque lo es su Señor. NO se`puede juzgar a una familia por el o los delitos que hayan cometido sus hijos.

    • Anónimo escribió

      LA EXPLICACIÓN DE LA PARÁBOLA ES PRESISAMENTE LA RESPUESTA QUE BUSCAS, LEELA CON CUIDADO. CUANDO HABLA DEL HIJO MAYOR SE REFIERE A AQUELLAS PERSONAS QUE SOLO SE DIDICAN A CEAR MALDADES EN LOS CORAZONES DE LAS PERSONAS,ES DECIR LAS QUE SE CREEN SER PERFECTAS,CUANDO HABLA DEL HIJO MENOR, ES A TODA ESA GENTE QUE A CAIDO EN EL PECADO Y A TODAS LAS FAMILIAS QUE SUFREN LAS CONSECUENCIAS DE AQUEL QUE HA RECAIDO. EL PADRE ES EL QUE SIEMPRE LO PERDONA TODO.
      BIEN, LA IGLESIA Y EN ESPESIAL EL SANTO PADRE HA PEDIDO DISCULPAS POR LOS HIJOS MENORES QUE HAN COMETIDO ESTAS COSAS, QUE TE HAN ESCANDALIZADO. EL HIJO MAYOR QUE VENDRIA A SER ALGUN GRUPO DE LA SOCIEDAD,A DICHO, EXPLIQUENOS ¿PORQUÉ? !NO PUEDE SER!.Y FINALMENTE EL PADRE BEDRIA A SER DIOS EN LA ESTRUCTURA DE SU ESPOSA COMO ES LA IGLESI, QUE SIEMPRE ESTÁ DISPUESTA A PERDONAR. NADI PROTEJE A NADIE SOLO TIENES QUE DISTINGIR ENTRE CULPA Y DELITO.

  4. David escribió

    La misericordia la manera propia como Dios ama. Es el típico amor de Dios. Dios corre locamente para encontrarnos. Está loco de amor.
    No hay pecado, por grave que sea, que no pueda ser perdonado por Dios.
    Nada somos para juzgar a los demás. Lo mejor es mirarnos y decir: “yo soy ese pecador”. Eso nos hárá más sencibles a las fallas de los demás.
    Gracias Santo Padre por decirnos cómo es Dios.
    Tocante al Cardenal Norberto: yo estoy seguro que es inocente. Lo que pasa es que existe un ataque fuerte hacia la Iglesia. No seamos ingenuos, pues conscientemente se trata de desprestigiar a los pastores. Además la Iglesia es santa, pero está llena de pecadores. ¿No eres acaso uno de ellos? Pon tu mano en tu corazón y no juzgues.

  5. yurico escribió

    yo le doy gracias a dios por ser tan bueno y tu debees hacer lo mismo q yo chau

  6. sara escribió

    porfavor m pueden explicar en no mas d 9 lineas que significa la parabola del hijo prodigo?

    gracias

    espero sus respuestass!!

  7. maricela escribió

    maricela dice:hola ke tal para todo lo ke lean esto le doy grasias a DIOS por damer la vidad ke llevo y por no soltarme aunke algunas veces siento ke yo me alejo de el pero el no de mi y usted y nesecita contar algo a alguien solo hagalo a el DIOS CONFIA EN EL SI TOMALO EN CUENTA

  8. kelly escribió

    erwghhrtgjhng ujury kiuthruj76tew htoñuthtf

  9. maryury escribió

    gracias a dios por tan linda reflexion. aleccionadora..al papa por la explicacion ….y a mi profesor por asignarme ste punto,tan importante para representarla en una dramatizacion y ser el medio que imparte tan lindo mensaje para el logro de un aprendizaje reflexivo..!

  10. Tobías Barreno escribió

    Hola mi comentario a la explicación de la paráboloa del hijo pródigo me parece la mas adecuada para nuestros tiempos. Hoy necesitamos como dice el papa recomenzar nuestra vida en Dios, recuperar nuestra vida interior, y vivir cerca de él.
    estoy de acuerdo con el papa. gracias por sus escritos y explicaciones.

  11. Nico escribió

    Si analizamos la parábola del hijo pródigo nos encontramos con una realidad de todo ser humano:Las necesidades básicas (comida, descanso y diversión, entre otras)
    Este chavo creía que “la herencia” es para acabar con ella en un corto tiempo y pensaba que afuera de “su casa” existía un mundo así como Las Vegas (igualmente no te dan la felicidad eterna)
    Cuando todo se ha terminado vuelves a tu realidad y descubres que esa felicidad está en tí, en tu familia, tu vecino,el pobre abandonado al que puedes llevarle un taco o si eres de billetes pues le invitas una hamburguesa con doble carne y descubrirás lo que buscabas por todo el mundo.
    La conclusión es ésta: Tenemos un Padre lleno de infinito amor esperándonos después de ese viaje que hicimos, pero que nunca supimos a donde fuimos,ni a que ibamos “La felicidad plena es cumplir la voluntad del Padre en su casa” SALUDOS Y PAZ Y BIEN.

  12. angela escribió

    resumelo

  13. Arturo escribió

    El hijo pródigo es como aquellos bautizados que se apartan de su Creador.También alude a que es difícil encontrar caridad fuera del hogar.

  14. Lisandro escribió

    El recibimiento del hijo permitirá al Padre completar su obra.

  15. Buenas tardes.Saludos.Siempre que he leido la parabola del hijo prodigo me ha impresionado enormemente.Dios es misericordioso y siempre nos va amar aun siendo los peores pecadores,pero tambien nosotros como sus hijos debemos le tenemos infinito amor a traves de su hijo jesucristo que dio su vida para salvarnos a nosotros del pecado.Es realmente una leccion de vida leer la parabola del hijo prodigo,me emociona y me llena de esperanza y sentir que Dios esta con todos nosotros.Amen.

  16. Anónimo escribió

    MÁS QUE PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO SE LA PUEDE LLAMAR TAMBIÉN PARÁBOLA DEL PADRE MISERICORDIOSO. ESTE DIOS AMOR ES EL QUE SIEMPRE NOS ESPERA CON LOS BRAZOS ABIERTOS PARA PASAR AL BANQUETE, QUE ES ALUSIÓN A LA EUCARISTÍA. DEJÉMONOS ABRAZAR POR DIOS, Y ABRACEMOS A CRISTO EN LA CRUZ.QUE EL SEÑOR OS BENDIGA A TODOS.

  17. Claudia escribió

    En este siglo que vivimos la exterioridad tiene prioridad, y muchos, en consecuencia, van en ese plano inclinado que nos dice su santidad. Si pudieramos caer en la cuenta que debemos comprometernos con la interioridad, tendríamos un mundo más deseable. Como dice Santa Faustina un alma parlanchina no puede alcanzar a Dios.

  18. jota Prato escribió

    yo jota prato quiero decir que la Iglesia es santa pero quienes la integran son hombres y mujeres, que como todo ser humano tiene errores y virtudes, pienso yo que por pura gracia y misericordia de Dios, sin merecerlo, estamos incertados en su Iglesia.Jesucristo vino a compartir la mesa con justos y pecadores y a pesar que la actitud de Jesucristo choca con los pecadores, siempre toma la iniciativa de salvarnos y de buscar siempre lo perdido y lo halla, por tanto hay gozo, Dios es el que primero ve, asi sea desde lejos, pero nunca se cansa de esperar su regreso (el nuestro)le pone el mejor vestido y le da un anillo que es el simbolo de comunión, por tanto, Dios ama y sabe perdonar,el no recrimina ni humilla echando en cara nuestro mal proceder, ÉL nos facilita el regreso a ÉL, el perdón siempre integra y olvida las faltas,por tanto imitemos al Padre, no critiquemos a los sacerdotes, que los juzgue Dios que es el SUMO SACERDOTE Y SANTO JUEZ,no seamos como el hijo fiel, que no quiere perdona, por tanto si no perdona y no ama entonces se desconoce el rostro de Dios y es incapaz de sentir alegria, eso es negarse a entrar en su casa (la del Padre)Dios Trino a pesar de nuestra condición de pecadores nos llama a compartir su herencia, la de la salvación eterna en su mansión…

    • Ryan escribió

      Como la existencia de Dios es algo que no se pueide probar no puedo creer en e9l. Y si creyera Que9 imagen le doy? Hay demasiadas para elegir y ninguna es me1s verosedmil que otra. Y de que9 me servire1 creer? Para quedarme sentado y no hacer nada deje1ndole la responsabilidad de mi suerte a ese concepto abstracto? Como mucho creo en Crom. No molesta.

      • marco escribió

        ¿Cómo que no se puede probar? Aristóteles demostró “el motor primero”, Santo Tomás lo demuestra con sus cinco vías, San Anselmo también… Dios es demostrable o, por lo menos, no es irracional. En cuanto a la imagen: lo invisible de Dios se ha hecho visible en Jesucristo. Dios se ha hecho imagen en su hijo Jesús.
        ¿Y para qué me sirve creer? Pues mira: quien cree en mí se salva… si creer en Jesús es lo mismo que creer en Napoleón, por ejemplo, allá tú…. en creer o no creer el hombre se la juega.

  19. Anónimo escribió

    Esta parábola nos invita a reconocer a Dios nuestro padre y a permanecer en su amor y aprender a vivir en la luz dentro de sus mandatos para encontrar la verdadera libertad y felicidad y algo mas que me gustó también es que debemos vivir para los demás en la entrega y servicio para contribuir a hacer crecer el mundo y que sea mas libre y mas bello, además nos presenta a un Dios padre lleno de amor, fidelidad y misericordia.

  20. marco escribió

    Lo que Jesucristo nos ha explicado con esta parábola es: así es Dios. El amor de los dos hermanos hacia el padre es imperfecto, insuficiente. Solo el padre es un señor de categoría, grande de corazón. En esos dos hermanos, por cierto divididos y enfrentados, está representada toda la humanidad. Volvamos nuestros pasos, nuestras ideas y dirijamos nuestra vida a Dios Padre que nos perdona y nos quiere.

  21. Jorge escribió

    Muchos han escrito sobre el significado de las parábolas, y personalmente, he buscado incansablemente su explicación.
    Pués hay de todo, tal como se lee aqui, una dada por el propio Vicario de la Iglesia de Cristo, hasta aquellas que rayan en la herejía, y es de lo que más abunda en estos días en que esta humandad corre sin guía alguna.
    Para quien pedía que en pocas líneas le explicaran la parábola, escucha esto…Todo lo que se relata, nos dice lo que somos, de donde venimos, y desde que Dios nos deja ir al mundo, lo que nos sucederá en él, y lo que el padre eterno espera con ansia, nuestro regreso al hogar…
    Pero aquellos que dicen, que no se debe buscar un significado en cada cosa, estan negando a Jesús, pués, Él, explica la parábola del sembrador, como una forma de entenderlas y podamos aprender. Es cierto que hay algunos que han realizado unas alegorías realmente muy rebuscadas, lo que en definitiva, personalmente, también las rechazo.
    Esta parábola, tiene un significado muy profundo, pués es una de las enseñanzas en que, Él, nos dice lo que deberemos hacer, si queremos regresar, o ir al reino de Dios; leedla con mucha atención, pués en ella existe un punto de inflexión en nuestras vidas, que es primordial para iniciar nuestro regreso, sin entenderlo, no existe la posibilidad de ello. Una vez que iniciemos el retorno, debe ser sin claudicaciones y perseverando, sin mirar atras, tal como se le dijo a Lot, que se fuera de Sodoma y Gomorra, sin mirar lo que estuviera sucediendo, pués si lo hacían de seguro moriría, y asi ocurrió, y la esposa se convirtió en una estatua de sal, ¿porqué de sal, no en piedra o metal?, si buscais, tendréis la respuesta finalmente.
    Jesús nos dice, muchas veces… que vean los que tengan ojos para ver, y oigan los que tengan oídos para hacerlo…,si buscan, encontrareis que todas las palabras de Él, se cumplen, pues asi lo enseño… Yo soy el camino de la verdad… y luego nos invita…, venid a mí y aprended de mí…, Buscad sin descanso, id a Él y obtendréis todas las respuestas, solo Él nos puede realmente enseñar, pués Él también nos dice…, que no te llamen maestro, pués tienes un solo maestro, ni siquiera te llamen guía, pués tienes un solo guía; entoces, porque os empeñais en buscar un maetro o un guía en este mundo, id a Él, aún es tiempo para quien lo busca y desea regresar al padre.
    Cuando inicie este camino hace ya unos cuantos años, nunca me imagine que las respuestas nos llevan a abrir los ojos y los oídos, se nos saca la venda que tenemos, y luego comprobamos que todo lo que nos enseñó, hace ya más de 2000 años, es el camino y es verdad. Leyendo otros libros me encontré con esta frase… buscad la verdad y ésta os hará libres… en parte fue mi inicio.
    Se me acaba el espacio, que esten todos bien.

  22. Anónimo escribió

    Que papa fue por que esta muy interesante

  23. Al Ban escribió

    Siempre me gustó saber de que el padre ,no se toma el trabajo de amonestar al hijo menor, simplemente se alegra de ver a su hijo y lo pone nuevamente a su lado; pareciera que no escuchó siquiera lo que su hijo de que lo acepte nuevamente en cualquier trabajo. Sólo Dios tiene tanto amor. Mas aun cuando el hijo mayor le reprocha no haber tenido con el gesto que estaba teniendo ahora con el hijo menor , el padre se entristece de que su hijo mayor no haya apreciado al padre en lo grande de su amor y misericordia. El hijo mayor tuvo todo con el padre y parece nunca aquilató la grandeza de su amor . Conclusión: ambos hijos nunca apreciaron en su padre el inmenso amor , sin cortapisas, que este tenia ..y recién lo conocieron al final , cuando esperaban de su padre una respuesta humana , pero su padre les dio una respuesta divina.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 423 seguidores

%d personas les gusta esto: